Monday, October 15, 2012

TE CUENTO


Déjame que te cuente un secreto

al oído.

Así, bajito,

para que quede entre tú y yo.

En las noches te observo cuando duermes,

me gusta poner mi mano en tu pecho, sentir tu respiración

y saber que, aunque de prestado, ahora estás conmigo.