Thursday, January 1, 2009

CONOCI


Conocí una libertad comprometida
enlazada a un beso dominical
en el que quedé irónicamente atrapada.
Conocí la amplitud de un espacio interno
en donde se guardan las mejores sonrisas
y se esconden antiguos e ingenuos secretos.
Conocí sabores de continentes opuestos
capaces de conformar posibles falacias
de sincretismos perfectos.
Conocí historias repletas de ventajas 
sobre vientos del nordeste que arrastran 
aromas a besos húmedos y lejanos.
Conocí caricias indescriptibles
practicamente innombrables 
en poemas corrientes para ojos comunes.
Conocí la velocidad de un rayo vital
capaz de atravesar el alma adormitada
y cambiar el rumbo de un aliento.
Y más allá de todo,
conocí la infinitud 
en la que me abarcas tú.

1 comment:

trovanguardia said...

¿Infinitud en la que me abarcas tú?

Presumida.