Monday, July 31, 2017

Retumban los aullidos
en la noche cerrada
y nos vuelvo a soñar,
revolcándonos en la nada,
en ese tu descampado
estéril y seco.
Los jadeos nos inundan,
huele a sexo encerrado,
te respiro, te toco, te siento.
Piel con piel,
sudor con sudor,
enmarañados en nosotros
saltando al abismo.
En el cobijo de mi oscuridad
ni el deseo puede ya
con ese mañana
que nunca será.

Sunday, May 7, 2017

un hilo de sentimientos
que siempre se vacían en versos,
y resuenan en un eco,
se repiten,
sin respuesta.
Tu...
Tu, no se.

Tuesday, April 25, 2017

Estas ausente.
Y el viento suena
como un aullido.
Solo la noche
me acompaña
en su oscuridad,
en su abrazo vacio,
en sus horas lentas.
Y como Coyolxauhqui
ruedo desmembrada.
Me faltan los pies,
las manos,
los ojos,
la voz,
el alma.
La luna esta llena
y mi grito es mudo.

Thursday, April 20, 2017

Cuando tu mueras,
cuando yo muera,
el deseo,
pulverizado,
permanecerá flotando
en una nube de nada.
Nunca nos habremos encontrado,
el norte y el sur desdibujados
en sus fronteras.
Nunca nos habremos entregado,
las sábanas limpias,
descansadas, mudas.
Nunca nos habremos reprochado,
las ausencias, los silencios,
la cobardía.
Nunca nos habremos traicionado.
Habremos pasado como una ráfaga,
fugaz, intensa.
Nadie recordará.
Nunca más seremos.

Wednesday, April 19, 2017


He muerto varias veces,
me has muerto.
Y así,
permanezco en un limbo,
virando,
pensando,
deseando,
soñando,
extrañando.


Mañana giro al sur,
resurgida,
la sonrisa clara,
el alma desnuda.
Me acerco.


No hay nada que elegir,
ya nos elegimos en un balcón
lleno de estrellas.
Algún día entenderás.
Todos entenderán.


Pero hoy,
en tu silencio,
sigo muriendo.

 

Tuesday, April 18, 2017


Ustekabean,
arduragabe,
berriro agertu zara.
Lasai, irrifartsu.
Gure aurrean
etorkizuna batua, batera, beteta
aurkezten  da.


Otsoekin dantzan nabil,
autsikabe,
hortzikadak ematen,
taupadak bizkortzen,
mugekin jolasten.
Erabaki orain,
ikutu nazazu,
dana bukatu ez dadin
une iheskor hontan.

Monday, April 17, 2017


Te he visto partir

Una, dos, tres veces.

De día,

De noche.

A veces distante,

otras amante.

Y sigues sin mi

en tu mundo de cantos,

de niños que acechan,

de sonrisas que engañan.

Feliz,

creyendo en quimeras,

olvidando mi abrazo,

provocando de otra manera.


Y en esa irrealidad donde existimos,

te imagino perfecto,

soñando en encuentros,

recorriendo los cuerpos,

pensando en futuro,

caminando al encuentro.